los Roerich

"Me regocijo de ver como los destellos luminosos de la premonición concernientes al bienestar de la gente, centellean en vuestro pensamiento. Estos pensamientos deben ser enviados al espacio. ¡Si sólo pudierais destinar cada día media hora para el futuro! En verdad el fuego precioso de vuestros pensamientos recibiría Nuestra bienvenida."

Más

V. B. Anglada

"La Verdad ha de presentarse de tal manera que CONVENZA SIN ATAR Y QUE ATRAIGA AUN SIN CONVENCER...

La sed insaciable de Vida espiritual en el corazón del discípulo le abre las puertas de la visión interna y le proyecta hacia las insondables profundidades del futuro..."

Más

YACO ALBALA

El AGNI YOGA es la relación que existe entre la experiencia Humana, la vida cotidiana, y el Corazón, el Centro Cardíaco, es encontrar el equivalenete de lo vivido en el Plano Búdico, es hacer a imagén del corazón todo cuanto existe, no hay escuela posible para el AGNI YOGA, ya que la única Escuela posible es la Vida misma.

Más
AGNI YOGA - El Sendero del Fuego...


Para comenzar a profundizar dentro de lo que el Agni Yoga es, deberemos indagar primeramente en las cuatro ramas Madre fundamentales del Yoga. Debemos tener en cuenta que existen otros Yogas también vinculados a estas etapas, los cuales no mencionaremos aquí, pero podría decirse que estos, se encuentran asociados finalmente a cualquiera de los cuatro Yogas Madre que desarrollaremos en rasgos generales a continuación.

Comenzaremos con el primer Yoga, el más conocido para Occidente, El “Hatha Yoga”, o yoga relacionado y vinculado con el Cuerpo Físico, con sus famosas posturas físicas, conocidas como Asanas y vinculado con la Raza Lemur, época en donde el cuerpo físico y los sentidos se encontraban en un período de ensamblamiento y desarrollo.

El segundo Yoga sería El “Bhakti Yoga”, relacionado y vinculado con el Cuerpo Emocional, y por lo tanto con la Raza Atlante, época en donde se establecía y desarrollaba, la facultad emocional en el ser humano, simbolizada por el agua, factor fundamental, que termino hundiendo dicha civilización por sus propias emociones no controladas. Este Yoga es también conocido como el Yoga de la Devoción, relacionado y vinculado con el despertar y desarrollo de la expresión y conexión Mantrica, y el poder mismo de la Oración…

El tercer Yoga sería El “Raja Yoga”, el cual se encuentra relacionado y vinculado con el Cuerpo Mental, por lo tanto, con la Raza Aria, nuestra raza actual, siendo la Meditación el eje y su factor principal de distinción.

Y finalmente el cuarto Yoga sería; El “Agni Yoga” o Yoga del Cuerpo del Alma, también conocido como el Yoga del Corazón, simbolizando el sendero del corazón, o llamado también el Yoga del Fuego o Yoga de Síntesis…

Puede decirse también que el Agni Yoga representaría el Santo Grial en nuestro propio Interior, o sea el proceso de construcción autoconsciente, del recipiente apto en nosotros, que pueda contener, sin alterar el Fuego Sagrado en nuestro propio Corazón. Dando lugar al oculto Misterio que encierra la primera Iniciación, el Nacimiento Concienzal y su consecuente Despertar de la primer Célula Celeste, en el corazón del discípulo, o sea la revelación y la manifestación en el Santo Grial de nuestro propio interior, purificado y exaltado por el Fuego Consagrado del Espíritu…

Para poder intentar comprender que es el Agni Yoga, una vez vislumbrados, aunque sea en rasgos generales, las diferentes clases de Yogas. Deberemos conocer, lo que nos enseña el Raja Yoga, vinculado a la observación de nuestra propia mente, descubriendo así, la presencia de dos capacidades principales que ésta dispone. A la primera la llamaremos; Mente Concreta, ésta es la que utilizamos cotidianamente, es la que almacena información a través de la memoria, y que funciona expresándose a través del mundo del pensamiento…

Y luego la segunda, que llamaremos Mente Abstracta; que opera a través del mundo de la Ideas, de los extractos, de las moralejas, de la síntesis…

Es aquí, en la Mente Abstracta, en donde se desarrolla y expande el Agni Yoga…

El Agni Yoga, el Yoga de la Mente Abstracta, es aquel que “no se circunscribe a la circunferencia de nuestro cráneo”, es un Yoga Abstracto, Intuitivo, sin técnica alguna, ni asanas, ni mantras, ni meditación alguna, por lo tanto, sumamente sintético, profundo y revelador, para la conciencia del hombre.

Es el Yoga del Futuro, el Yoga del Observador entrenado, que permanece en su “atenta observación”, que se encuentra más allá del pensamiento, pudiendo descubrir, en su primera etapa, el espacio, el vacío que existe entre un pensamiento y otro, ya que es allí donde florece la Magia, de la Sabiduría Eterna del Agni Yoga.

A medida que el individuo, se ubica en el Observador de sí mismo, puede comprender como opera, por ejemplo, la sustancia que compone al pensamiento en la mente concreta. Si utilizamos la “Atenta Observación”, volcada hacia lo que pensamos, descubriremos, como nuestra mente concreta, esta atestada, abarrotada, de un sinfín de corrientes de pensamientos, que terminan colapsando nuestra realidad, generalmente, dejando exhausto a quien lo experimenta. La “Atenta Observación”, solo volcada hacia lo que pensamos, ante todo, debe ser experimentada en uno mismo, vivenciada en uno mismo, no pude ser intelectualizada, ya que perdería su efecto revelador, esta es la primera etapa de la profunda Auto-observación que deberá consolidar en sí mismo el discípulo atento.

En esta primera etapa, el pensamiento aprende a observarse a sí mismo, hasta que a medida que este se torna cotidiano y permanente, constituye paulatinamente un puente, un antakarana, un observador tal, que logrará emerger del mundo del pensamiento, para posicionarse lentamente más allá del mismo, naciendo así, finalmente a la Mente Abstracta.

Es este Observador entrenado, ya posicionado en la Mente Abstracta, quien puede observar y detectar, sin alterar, el famoso vacío que florece entre un pensamiento y otro, ya que es este descubrimiento mismo, el que lo elevará hacia la propia mente abstracta.

Luego allí, comenzará la expansión de ese vacío descubierto, de ese espacio entre un pensamiento y otro, calmando así, gradualmente, la turbulencia de la sustancia que compone al mundo del pensamiento, aquietando de esta manera, las aguas revueltas de la mente. Este Misterio se presenta para poder dar a luz, la completa quietud de la sustancia mental que compone al pensamiento, en donde podrá ser reflejada, como en un lago quieto, la profunda sabiduría del Agni Yoga.

Es en este estado de reflejo de la mente, en ese estado de quietud de la sustancia mental, en donde el cielo y todo lo que allí acontece, puede reflejarse sin dificultad en él, dando lugar a la percepción de una nueva vida que reside más allá del pensamiento, una realidad no atrapable por este, ya que solo sin el agitamiento de las aguas del lago, este reflejo puede ser visto por el Observador Entrenado.

Para poder comprender la mente Abstracta, el mundo de las Ideas, o el Reino de la Síntesis…

Debemos ante todo intentar comprender la profunda diferenciación que existe entre una idea y un pensamiento. El pensamiento seria como la luz que rodea la habitación, en cambio la idea sería, donde se origina esa Luz, donde se origina el pensamiento, o sea el filamento de la lampara.

Por lo tanto, “la Idea es el punto de Luz en la Conciencia que precede al pensamiento”, es mucho más veloz en el tiempo que él, y tiene su realidad y su nacimiento en el profundo vacío de la conciencia, ya que proviene y es enviada por la Gracia del Reino de la Originalidad. Es la Síntesis Pura, que experimenta el Vacío portando en si misma su propia creación, equivalente a un Astro experimentando en el Espacio Cósmico.

Por lo tanto, el Agni Yoga es el Yoga del Mundo de las Ideas, es el Yoga que proviene del Reino de la Originalidad, del Vació mismo, de la Conciencia Espacial. Es indudablemente también el Yoga del verdadero Arte, del Arte con mayúsculas, del Arte Evolutivo, del Arte con Propósito, como el caso del Gran Maestro, Nicholas Roerich. Él logro sintetizar en su Obra, tanto en sus escritos como en sus pinturas, un sinfín de mensajes, tanto ocultos e invisibles, para el ojo no entrenado, como manifiestos y visibles, gracias a su poderosa y autoconsciente Mente Abstracta, quien junto con su esposa Helena Roerich, profunda conocedora de los Grandes Misterios, sembraron los cimientos originales del Sagrado Agni Yoga.


Agni Yoga -El Sendero del Fuego…

Para poder comprender el Sendero del Fuego, nos adentraremos en los diferentes Fuegos, que experimenta el aspirante/discípulo, revelando las 7 etapas que éste atraviesa en su Despertar por el Sendero del Fuego Sagrado, el Sendero del Agni Yoga…

El Primer Fuego o Fuego que Quema, sería el Fuego Físico, es un fuego externo, un fuego visible y material, un fuego tangible, que ilumina, calienta y quema a quien o que lo experimenta. Éste es el primer Fuego que atraviesa el aspirante, intentando comprender físicamente su presentido poder oculto…

El Segundo Fuego o Fuego que Purifica, sería el Fuego Emocional Purificador, un Fuego más sutil que el primero, pero ahora transmutado solo en un Fuego Interior, ya que ha mutado de su condición de Fuego Físico, de Fuego tangible, que quema la materia externa, a un Fuego Interno e invisible. Éste, es el que puede evaporar dentro de nosotros, el Agua simbólica de nuestras Emociones, cuando éstas elevan su temperatura, operándose el profundo misterio de la Transmutación Emocional.

Este es el Fuego que Purifica, a través de la transmutación misma, es de suma importancia que el individuo aprenda a regular este Fuego, a través de su conciencia, para poder ser contenido finalmente, en el Centro Sacro y en el Plexo Solar, sin desborde alguno.

Este es un Fuego invisible e intangible, a los ojos físicos, a diferencia del primero, que solo puede ser percibido a través de su tangibilidad. El Propósito de este Fuego radicaría en transmutar y posteriormente purificar, los arquetipos emocionales instaurados, a través de variados condicionamientos del pasado, para elevar así su condición, al próximo nivel vibratorio y evolutivo.

Es el Fuego que se manifiesta en el Centro Sacro y el Plexo Solar...

El Tercer Fuego o Fuego que Consagra, es un Fuego aún más sutil todavía que el anterior, es el Fuego que Nutre al Corazón del Discípulo, es el Fuego del Amor que se consuma y se establece en el Corazón, en el Centro Cardiaco, representando la contraparte inmediata superior del Fuego que Purifica.

Es el Fuego de la calidez interior, de un corazón bondadoso, y consagrado al Plan y a la Jerarquía Espiritual Planetaria, expresado en el recto desarrollo de las relaciones humanas, en su cardiaca manifestación.

Es el Fuego del discípulo aceptado, que se ha visto consagrado ante el altar de la Iniciación en su propio corazón, ante el fuego abrasador del Espíritu. Es el Fuego Interior de la correcta aspiración del Alma, que nutre y despierta la fuerza de voluntad necesaria, para poder transitar el sendero de la iniciación que aguarda por él, en el camino que conduce al desafiante Portal de los Misterios Divinos…

Este es el fuego que se expresa en el Centro Cardiaco y el Centro Laríngeo…

El Cuarto Fuego o el Fuego que Ilumina, es el Fuego que Ilumina, pero no quema, ya que ha perdido la capacidad de quemar, la capacidad de herir, máxima reconocida de “Luz en el Sendero”. Es un Fuego transmutado que ahora posee la capacidad de Iluminar el interior de quien lo experimenta, es indudablemente el Fuego elevado de la Consagrada Iluminación Interior, el fuego que brilla en la Conciencia y en el Corazón del Budha, en todo Bodhisattva, simbolizando también el Fuego de la Zarza Ardiente, con el cual se encuentra Moisés en su desafiante Despertar, ya que es el famoso Fuego que Ilumina, pero no quema…

Este es el Fuego que se manifiesta en el Centro Ajna o Tercer Ojo y el Centro Coronario…

Este cuarto Fuego, es el Fuego que corona el Sendero del Agni Yoga.

El Quinto Fuego, es el Fuego Inextinguible de Shambhala, o Fuego Planetario, es el Fuego perenne y eterno en Donde la Voluntad de Dios es Conocida, es el Fuego a través del cual resplandece el corazón del Rey del Mundo, es el Fuego de Sanat Kumara, del Anciano de los Días, de Melquizedek, de Rigden Gyepo, es el Fuego que expresa la Conciencia Planetaria. Es el Fuego de la Luz Maxin, donde se ampara la Jerarquía y en donde los Grandes Maestros de Sabiduría, desarrollan y dan lugar al Plan de Evolución a través de la realidad Ashramica y Discipular. Es el Fuego del verdadero Iniciado, el Fuego en donde fue forjado el Santo Grial y Excalibur, hoy la espada de la Sabiduría. Es el Fuego Ígneo Planetario del Sol Interno de la Tierra, que rige y sostiene todo lo que habita y palpita sobre y dentro del Planeta, y es también el Fuego abrasador del Espíritu Planetario.

Este Fuego de Shambhala o Fuego Planetario es una Embajada Solar en la Tierra, por lo tanto, solo desde el Centro Coronario es posible comprender y atrapar estas excelsas realidades, que solo un Alma dispuesta y resuelta puede establecer conexión con tan brillante e incandescente Centro de Conciencia….

El Sexto Fuego, es el Fuego Solar, es la Conciencia Solar, es el Fuego en donde la Sintética “Conciencia de la Luz” tiene lugar y expresión, es el Fuego por donde viaja, la profundísima sabiduría que contienen sus Rayos, el cocimiento de toda Vida y Muerte, el Despertar de la Unidad entre la Materia y el Espíritu, y un sinfín de experiencias milenarias, almacenadas, y desarrolladas en el Plan de Evolución Solar y Planetario, a través del Espacio y el Tiempo de experimentación en su Sistema.

El Fuego Solar es una Embajada del Fuego Cósmico en el Espacio…

El Séptimo Fuego es el Fuego Cósmico o el Fuego Eléctrico de la Creación, es el Fohat del que nada, puede decirse, es el Fuego del Circulo no se pasa, es el Fuego en donde todo lo que existe tiene lugar y manifestación, es el Fuego del Existir.

Es el Fuego de la Conciencia Cósmica que se expresa a través de su Creación, Los Universos y todo lo que en ellos acontece… Es el Fuego que establece la Divina Proporción, la Divina Conexión, el Fuego del Amor Eterno del Creador. Es el Fuego Cohesivo de la Creación, el Fuego de todos los inicios y todos los finales, es el Fuego que da Lugar al nacimiento de una Estrella o al ocaso de una de ellas…

Es el Fuego Supremo, la primera y la última Luz Cósmica de toda Creación…

Y es el finalmente también el Lenguaje de nuestro propio Creador…

Marcelo G. Martorelli
www.agniyoga.com.ar

Contacto

Nuestra Agenda

  • 01
    11 de
    Noviembre de 2017

    Inicio de www.agniyoga.com.ar

    Más
  • 02
    Próximamente

    Más
  • 03
    Próximamente

    Más
  • 04
    Próximamente

    Más
Newsletter

El Santo Grial en Nosotros...

El Despertar de la Conciencia

Educación para la Conciencia

www.erks.org/

Más